Las variedades de cannabis autoflorecientes feminizadas son relativamente nuevas en el panorama de los cultivadores. Las primeras genéticas automáticas hacen su primera aparición en el catálogo de bancos de semillas a partir del año 2000 aunque los primeros experimentos de cruzamiento con variedades ruderalis ya se han realizado desde los años 70 en Holanda. Las plantas de cannabis autoflorecientes florecen cuando alcanzan una determinada edad. No importa cuánta luz reciban, estas plantas comenzarán a florecer automáticamente después de un cierto período de tiempo, que generalmente es de 2-3 semanas. Heredaron esta característica de Cannabis ruderalis , una variedad particular de cannabis que, a diferencia de las cepas sativa e índica, es autofloreciente por naturaleza. Todas las variedades autoflorecientes contienen genética ruderalis, la esencia que les permite florecer automáticamente.

Main Menu