¿Cuándo germinar semillas para cultivo exterior? 6 consejos prácticos

Pianta di cannabis coltivata outdoor

A veces, es difícil saber el momento ideal para germinar semillas para un cultivo exterior, y dejarse atrapar por la emoción del momento anticipando el momento de la germinación de las semillas es un error muy común. A continuación, te explicamos cómo determinar el mejor momento según la zona en la que vivas. Consejos prácticos y sencillos que te permitirán elegir la fecha óptima. Vamos a revisar.

Plántulas de cannabis recién nacidas de semillas de marihuana cultivadas al aire libre

Consejo: controla tus ansiedades

Es muy común emocionarse y querer empezar a sembrar. Es normal, llevas todo el invierno esperando este momento y ahora que ha llegado estás deseando empezar. Y cuando se trata de cultivo exterior, este es uno de los errores más comunes: plantar antes de tiempo. El clima primaveral es muy inestable y puede jugarte una mala pasada; es importante tener cuidado.

Rápido y bien no van juntos

Según la creencia popular, plantar antes acelera el proceso y anticipa la cosecha. No es cierto: anticipando los tiempos no tendrás plantas más grandes ni mejores ni cosecharás antes. Es mejor revisarse uno mismo y esperar pacientemente el mejor momento, cuando el buen tiempo se estabilice.

En la primera fase de la planta, los cambios de temperatura pueden ser fatales, porque el pequeño tamaño la hace débil y sensible, y si no garantizamos la continuidad de las horas de sol y buen tiempo, puede que no crezca con el vigor necesario o incluso morir.

En el caso de las autoflorecientes, lo puedes pagar muy caro si te das prisa. El ciclo de vida de este tipo de genética es muy corto y un mal comienzo puede ser terrible. Teniendo sólo dos meses y medio de vida, si el tiempo no acompaña en las dos primeras semanas, la planta se atascará y cuando salga el sol y recupere vigor será demasiado tarde.

En ambos casos, ya sea con semillas automáticas o con semillas regulares o feminizadas, conviene evitar el error de adelantar los tiempos. La diferencia entre una y otra radica en el ciclo de vida: en el caso de las regulares o feminizadas, al tener un mayor tiempo de desarrollo vegetativo, es decir un mayor periodo de crecimiento (unos 3 meses), el margen de recuperación es mayor y este error inicial no es que serio.

Semillas de marihuana cultivadas al aire libre en el suelo. Germinando semillas para cultivo exterior

Pongamos un ejemplo…

Imaginemos que llega el buen tiempo: de repente, durante dos o tres días, hay un sol que rompe las piedras. Vuelve a guardar el abrigo en el armario y empieza a sacar tu ropa de verano, quieres mar, mesas al aire libre… Entonces te sube la moral y decides empezar a brotar tus semillas de marihuana, porque no tienes que posponer lo que puedes hacer hoy para mañana. Y lo hace. Al cabo de una semana, tus pequeños ya están preparados para enfrentarse al mundo, plantados en maceta y en exterior, aprovechando el buen tiempo. Gran error.

Todo era un sueño, una ilusión: la temporada de primavera tiene la costumbre de hacer grandes travesuras ya la semana siguiente llueve a cántaros. Tus plantas, que apenas han dado sus primeros pasos, se encuentran en un sustrato completamente inundado, las pocas raíces que habían desarrollado se sumergen en agua, las hojas no crecen y la planta se congela. En el caso de las autoflorecientes, cuando las plantas recuperan vigor ya es demasiado tarde, porque tienen solo un mes de crecimiento (empiezan a florecer a partir del 25-28 aproximadamente). Por lo tanto, el resultado final será un desastre. En el mejor de los casos, tendrás plantas muy pequeñas que darán una producción pobre y de mala calidad. En el peor de los casos, morirán.

Si has sembrado semillas feminizadas o regulares, el tiempo de cultivo se triplica y en vez de cuatro tarda 12 semanas. Esto permite un margen superior, y aunque sufrieron al principio, llega un momento en que la planta puede recuperarse y hacer un crecimiento acelerado. En cualquier caso, siempre es preferible tener en cuenta los factores climatológicos y germinar las semillas en el momento adecuado. Cuanto menos estrés se someta a la planta, mejor será el resultado final.

Sea consciente del clima en su área

El tiempo de germinación de las semillas varía según la zona. Según dónde vivas, no estaríamos hablando de las mismas condiciones climáticas y, por tanto, la fecha también cambiará. A pesar de la gran disponibilidad de información para garantizar la fecha correcta, te aconsejamos que no lo tomes como algo académico: observa la hora y asegúrate de que sea hermosa. De todos modos, aquí hay algunas fechas indicativas:

  • Clima mediterráneo: Las temperaturas son generalmente más suaves y la época de germinación de semillas en exterior es del 1 de abril al 30 de mayo, aunque la época ideal suele ser a principios de mayo.
  • Clima no mediterráneo (continental/atlántico/montaña): Con este tipo de clima, las semillas generalmente pueden germinar del 1 de mayo al 30 de junio. Por lo general, el mejor momento es a principios de junio.

Mira cómo empieza la temporada

Cada temporada es diferente, puede llegar temprano o tarde. Por ejemplo, como se mencionó anteriormente, en el clima mediterráneo el momento ideal para germinar semillas al aire libre suele ser finales de abril-principios de mayo. Pero puede ocurrir que, según el año, el calor llegue antes de tiempo o, por el contrario, la temporada empiece muy fría y el verano se alargue hasta los meses de septiembre-octubre. Debes prestar especial atención a este tipo de variación para adaptar el ciclo de tu cultivo, anticipándolo o posponiéndolo.

Si estás empezando a cultivar y tus conocimientos de botánica en general y de marihuana en particular son escasos, aquí tienes un secreto: pregunta y observa. Para la germinación de la planta de cannabis se aplican las mismas reglas que para el cultivo de hortalizas en general. Entonces, cuando veas a tu vecino sembrar, comienza a germinar las semillas.

Vea si los agricultores de su localidad están comenzando a llenar sus campos con plántulas de hortalizas de verano. En general, han estado cultivando durante toda su vida y son expertos en observar y comprender las señales meteorológicas. Si los ves trabajando con tomates y pimientos, esa es la señal: ha llegado el momento. Si no conoces a nadie que se dedique a esta actividad, siempre puedes acudir a la guardería más cercana.

Prevenga las plagas al aire libre

Uno de los mayores problemas en el cultivo exterior son los parásitos y depredadores a partir de la germinación de las semillas, ten en cuenta estos consejos para poder prevenirlos de forma eficaz:

Hongos: Los hongos micorrízicos presentes en el suelo ayudan a matar los nematodos, que son microorganismos del suelo que atacan las raíces de la marihuana.

Combinación de plantas: Plante melisa, eneldo o albahaca para repeler insectos dañinos.

Insectos depredadores: Introducir insectos depredadores en los cultivos, como mariquitas y avispas parasitoides para poder proteger las plantas de los parásitos.

Barreras: Instale unas vallas para evitar que animales más grandes, como pájaros, entren a comerse las plántulas de cannabis.

Proteja una planta de la polinización.

Con el objetivo de obtener excelentes cogollos resinosos y aromáticos será necesario defender las plantas de la polinización. Las flores polinizadas son pequeñas, llenas de semillas y no muy poderosas. Los cultivadores deben poder evitar que las plantas macho acaben en el espacio de cultivo.

Si está cultivando semillas de cannabis regulares, deberá determinar el sexo de las plantas a medida que maduran para evitar la fertilización.

Entonces, ¿cuándo germinar semillas al aire libre?

Recomendamos germinar las semillas cuando la intensidad solar sea suficiente y continuada, en definitiva, es sencillo: cuando haga buen tiempo. Pero esto no es una ciencia exacta, no se puede confiar en un calendario fijo e inquebrantable. Como se dijo anteriormente, la clave es observar el clima, estar alerta a las señales y tratar de hacer frente a los caprichos de la madre naturaleza. Hay que asegurarse de que el buen tiempo ha llegado para quedarse.

Procura que el lugar donde desarrollarás tu cultivo esté orientado al sur: lo ideal sería que tus plantas reciban unas 12 horas de sol al día. Por último, te recomendamos que utilices materiales hortícolas profesionales desde el momento en que decidas germinar las semillas. Ahora que ya sabes por dónde empezar, tienes una buena base para embarcarte en esta aventura con el pie derecho. ¡Buena cosecha!

Etiquetas

El equipo de Grace Genetics

Nuestro equipo de expertos en cannabis publica semanalmente artículos informativos nuevos y actualizados sobre la actualidad del mundo del cannabis, así como ayudas y guías sobre el cultivo de plantas de marihuana.

Deja una respuesta

Últimas noticias

Sing up to our newsletter for 10% off your first order!

Receive the latest strain releases, exclusive offers and 10% OFF welcome discount.